Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

Celebrar nuestro Programa Político


Quiero celebrar estos 40 años del PRT insistiendo en que gracias a un esfuerzo colectivo de muchos, muchísimos, militantes que han estado en el PRT tenemos el Programa político más avanzado de la izquierda socialista en México.

Ello se debe no sólo a que las organizaciones socialistas que existían hace años ya desaparecieron o a que las que las sustituyeron abandonaron la perspectiva estratégica socialista y anticapitalista. Hoy, cuando muchos que están en las luchas sociales populares miran hacia Morena, queremos subrayar que ese partido ni siquiera es consecuentemente nacionalista o democratizador justamente porque no es un partido anticapitalista ni socialista. Morena es un partido ideológica y políticamente como el PRD, extraviado en las ilusiones del liberalismo político (con la cándida ilusión de que no les harán fraude e

lectoral si prometen respetar a la mafia en el poder) que lo llevan por necesidad a la justificación y aplicación del neoliberalismo económico.

Nuestro programa político es el más avanzado en la izquierda porque nosotros nos planteamos el objetivo socialista como un programa de lucha que nos permita transitar de las demandas más inmediatas por las que el pueblo trabajador lucha hoy a la lucha por un socialismo radicalmente democrático y anticapitalista a nivel mundial. Un socialismo abiertamente feminista, ecosocialista, internacionalista, sin explotación, discriminación u opresión de ningún tipo.

Como PRT defendemos la utopía posible del socialismo pero volvemos nuestra utopía un programa de lucha política estratégica con el que nos proponemos estar en las luchas y movilizaciones diversas que se dan y se han dado en uestro país, planteando programáticamente:

Conquistar la democracia, cuestionando la falsedad de una supuesta democracia representativa que se resuelve en partidocracias al servicio de las oligarquías. Nosotros pugnamos por una democracia que sea gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, luchando en lo inmediato: Por la defensa de las libertades políticas de manifestación, libertad de expresión y crítica, pero también de preferencias sexuales así como de formas de vestir y diversiones de los jóvenes. Por el sufragio efectivo, el respeto al voto y contra todo tipo de fraude electoral Por la plena libertad de asociación y organización políticas y contra el sistema de registros.

Por el respeto a los derechos políticos y a la participación ciudadana Por Municipios verdaderamente libres y democráticos, con cabildo abierto y asambleas populares en las que haya participación y debate amplios sobre las decisiones que afectan a la comunidad. Por la representación equitativa de las mujeres en cargos de elección popular, de decisión política y de gobierno. Por la autonomía regional pluriétnica. Por la libertad de todos los presos y desaparecidos Políticos

Y seguimos diciendo hoy como ayer, que no puede haber democracia con la existencia permanente de presos, desaparecidos y perseguidos políticos. Es por eso que durante décadas la lucha contra la represión y por la libertad de los presos políticos han sido una constante demanda democrática que el PRT desde que nació defiende.

Estas demandas están en nuestro Programa y en las luchas actuales, por ejemplo, en la Constituyente de la ciudad de México o en las luchas por la autonomía de los pueblos originarios.

En el PRT, en la IV Internacional de la que formamos parte, queremos un socialismo democrático, con una democracia extendida a toda la sociedad. Queremos una democracia no sólo en la política, en los partidos políticos y en los gobiernos, también queremos democracia en las fábricas, en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los sindicatos, en las comunidades, en la entera organización de la sociedad. Pero no dejamos la democracia para el día de mañana, luchamos y lucharemos por la democracia ayer, hoy y también mañana.

2. Queremos una democracia que termine con la explotación y la enajenación del trabajo y del Estado que supone el capitalismo, una democracia auténtica que termine con la desigualdad y la extensión de la miseria material, ecológica y espiritual que promueve el sistema capitalista.

Para avanzar hacia esa meta llamamos a luchar programáticamente:

CONTRA LA CARESTÍA DE LA VIDA

Contra de los bajos salarios y el alto precio de las mercancías. Contra el desempleo. Contra la elevación de las cargas de trabajo, contra la sobrexploración laboral. Contra la privatización de los servicios públicos. Por la defensa de la seguridad social, los derechos y las conquistas de los trabajadores

Contra la corrupción y especulación

Y pensamos que si la clase trabajadora lucha contra todo eso comprenderá que es necesario luchar contra el capitalismo y por el socialismo.

3. Pero para nosotros la lucha contra el capitalismo también es necesariamente lucha contra el Imperialismo, que en lo inmediato debe traducirse en una lucha: En contra de la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) en los asuntos económicos y políticos del país. Por la defensa de los trabajadores indocumentados. Por el desconocimiento de la deuda externa. Por la defensa del patrimonio nacional

4. Sin embargo, para nosotros no basta la lucha contra el sistema capitalista o el imperialismo, también luchamos y lucharemos contra el Patriarcado, por eso luchamos POR LA LIBERACIÓN DE LA MUJER

Dice nuestro Programa: La lucha por la liberación de las mujeres del actual estado de opresión que nos impone la sociedad requiere en primer lugar de la organización y la acción de las propias mujeres. La autonomía y especificidad de la lucha de las mujeres es necesaria para acabar con esa opresión específica.

En esa perspectiva promovimos y promovemos la lucha por:

Los Derechos políticos completos para las mujeres. La Maternidad libre y voluntaria. Contra la discriminación y desigualdad de las mujeres. Por los Derechos iguales para las mujeres trabajadoras. Contra la triple opresión de las mujeres indígenas. Contra la violencia a las mujeres. Por el Respeto a las preferencias sexuales de todas las personas

En todas esas luchas el PRT siempre ha estado presente.

5. También luchamos POR UNA LUCHA CONSECUENTEMENTE ECOLOGISTA, por el Ecosocialismo.

Luchamos por una producción y consumo respetando el medio ambiente, llamando a luchar en lo inmediato por detener el ecocidio acelerado y mundial provocado por las minerías a cielo abierto y los devastadores megaproyectos, pero luchando también por frenar el cambio climático que tiene como causa principal el productivismo y consumismo capitalista. En ese sentido, en el PRT proponemos la defensa de la vida, humana y natural, contra la necrofilia capitalista.

Y por eso defendemos el proyecto productivo y biocultural de las comunidades de nuestros pueblos originarios. Dice nuestro Prigrama:

El PRT defiende las formas organizativas y de producción de las comunidades y pueblos indios como una manifestación de resistencia contra el colonialismo y actualmente contra las formas capitalistas de producción agrícola. Se trata de una forma comunal y de policultivos -que hoy se denominan desarrollo sustentable- para mantener un proceso equilibrado entre las necesidades humanas y un uso racional de los recursos naturales. Como este ejemplo, en el conjunto de la sociedad humana y muy especialmente entre los de abajo existen alternativas viables para el equilibrio ambiental que se necesita.

Esas luchas hacia el socialismo que deseamos tienen como motores de lucha aquellos grupos y clases sociales que por sus condiciones estructurales son negados por el capitalismo y por ello mismo se levantan contra él.

Para nosotros, el sujeto revolucionario principal es la clase trabajadora que luchando por sus reivindicaciones inmediatas va cobrando conciencia de sus intereses históricos socialistas: la necesidad de abolir la esclavitud asalariada que tiene su sustento en la propiedad privada de los grandes medios de producción, comercialización y financiamiento.

En esa lucha de los trabajadores, el PRT se plantea luchar:

6. Por la INDEPENDENCIA POLÍTICA DE LOS TRABAJADORES, que requiere la organización de un partido propio de los trabajadores que nazca de los sindicatos, que a su vez necesitan luchar en lo inmediato, ayer como hoy:

Por la independencia sindical. Por la democracia sindical. Contra de las restricciones al derecho de huelga. Por los derechos de organización, sindicalización y contratación colectiva.

En eso andamos, hemos estado, estaremos.

7. Luchamos también por la unidad de los trabajadores del campo y la ciudad, y en ese sentido levantamos demandas campesinas tan viejas y tan actuales como la tierra es de quien la trabaja. Por la defensa del Ejido y la Comunidad. Por la centralización independiente del movimiento campesino. Por los derechos de los Pueblos Indios. Por la autonomía pluriétnica.

8. Y para los trabajadores urbanos planteamos como eje de lucha:

POR UNA REFORMA URBANA INTEGRAL

En ese sentido luchamos porque: El terreno es de quien lo ocupa o vive en él. La casa debe ser de quien la habita. Transporte público gratuito y ecológico, etc.

9. En el PRT siempre hemos valorado las luchas estudiantiles y por eso los acompañamos en sus luchas

POR LA DEMOCRATIZACIÓN DE LOS CENTROS DE ENSEÑANZA

Contra el eficientismo en la educación y en defensa de la educación pública democrática y de masas a todos los niveles educativos.

Por el respeto a la libertad de cátedra e investigación, la profesionalización de la enseñanza y el derecho a la sindicación del personal académico de las universidades.

Por casas habitación, comedores y demás servicios asistenciales para el estudiante pobre.

Por la creación de una organización nacional de estudiantes independiente de partidos y autoridades que realmente represente las necesidades y reivindicaciones de los estudiantes, que rompa con la violencia, antidemocracia y despolitización en los centros de enseñanza.

10. Contra todos aquellos que abandonaron la lucha política y la disputa por el poder político, en el PRT luchamos

POR UN GOBIERNO DE los trabajadores, de los OBREROS Y CAMPESINOS, por la alianza obrera y campesina. Dice nuestro Programa:

Dicho gobierno debe estar basado en la autoorganización de los obreros, campesinos, colonos y trabajadores en general, tanto del campo como de la ciudad, quienes tendrían en sus manos las decisiones fundamentales en el país.

Pero en el PRT sabemos que la lucha nacional emancipatoria debe volverse lucha internacional, de modo que reivindicamos

11. EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO Por el apoyo a la lucha de los países coloniales y semicoloniales en contra del imperialismo y por su liberación nacional.

Dice nuestro Programa: Los trabajadores y los campesinos mexicanos deben apoyar la lucha de los pueblos en contra del imperialismo, como es el caso del pueblo palestino o la resistencia de la revolución cubana frente a las provocaciones imperialistas. Su lucha es parte de nuestra liberación.

Los trabajadores mexicanos deben también mostrar su solidaridad con todos aquellos sectores de la clase obrera, en cualquier lugar del mundo, que estén luchando por la destrucción del sistema de explotación capitalista. Es parte de nuestra lucha por acabar con toda forma de explotación y opresión, es decir, por el socialismo.

En el PRT no vemos nuestro Programa como algo definitivo y acabado sino como una utopía posible que siempre puede y debe mejorarse, pero que, sobre todo, debe plasamarse en un Programa de lucha que conecte las demandas por las que luchan los sujetos porencialmente revolucionarios contra el capitalismo hoy con los objetivos estratégicos e históricos socialistas. Tal ha sido y es nuestra tarea como PRT. Eso es lo que hemos intentado estos cuatenta años y lo que seguiremos intentando hasta lograrlo en las sucesivas generaciones que cada tanto dan continuidad y vida a nuestro PRT. Por eso, por la perseverancia en nuestro empeño, hoy con mucho orgullo nos festejamos.