Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

Ecuador: ¡CONTRA EL PAQUETAZO NEOLIBERAL!!!¡VAMOS AL PARO NACIONAL!


Quito, 9 de Octubre de 2019

El país vive una crisis política y económica muy fuerte y a la par un alineamiento abierto a los mandatos del FMI. La alianza del gobierno con la derecha ecuatoriana, ahora pública, permitió que en esta coyuntura Moreno trasladara la sede de gobierno a la ciudad de Guayaquil, lugar en el que cuenta con el apoyo abierto de la derecha más recalcitrante del país, entre ellos Nebot, Lasso, Bucaram, la cámara de empresarios, los comandos conjuntos de las fuerzas armadas. Así la derecha de la sierra y la costa han cerrado filas e insisten en continuar con las medidas económicas.

La Asamblea Nacional no ha cumplido ningún papel relevante en estos momentos, suspendió sus labores y ahora se plantea como voceros para el diálogo. Sin embargo, el ejecutivo y legislativo cuenta con baja credibilidad a nivel nacional.

En el periodo de Moreno se vienen implementando una serie de medidas de tipo ajuste estructural, que ahora se coronan con el Paquetazo.

Este decreto elimina el subsidio a la gasolina extra y diesel, combustibles de uso popular; que provocaría el aumento en los precios de los pasajes, los productos de la canasta familiar y encarecimiento de la vida en general.

Pero también legitima y profundizaría las terribles condiciones de flexibilización y precarización laboral si se aprueba el proyecto de ley que el ejecutivo pretende enviar a la Asamblea Nacional. Un proyecto regresivo en los derechos laborales, al plantear que lxs trabajadores públicos disminuyan las vacaciones de 30 a 15 días anuales, confiscar un día de su salario mensual y disminuir en 20% el salario de los nuevos contratos ocasionales. Además del anuncio de despidos masivos en las instituciones públicas.

En contraste con estas medidas, el decreto afecta de manera mínima a las empresas que tienen porcentajes de ganancia muy altos. No hay voluntad para recuperar el dinero de los múltiples procesos de corrupción que se encuentran judicializados con sentencias condenatorias. Las ganancias de la banca que ha tenido altísimos niveles la última década, ni siquiera son cuestionados, mucho menos afectados. Por el contrario, el gobierno perdonó a los empresarios $4295 millones en impuestos.

El paro de actividades convocado inicialmente por los gremios del transporte, fue el detonante para la gran movilización nacional. A pesar de que la mayoría de integrantes de dicho gremio llegó a acuerdos con el gobierno y se retiraron del paro, las organizaciones indígenas, campesinas, de trabajadores y mujeres continúan y sostienen la movilización.

La movilización es nacional, con más de 350 puntos de bloqueos y conflictos en todo el país, movilizaciones masivas en las provincias. Se han registrado algunas acciones de hecho como tomas de gobernaciones, la toma momentánea de la asamblea legislativa, desconexión de repetidoras de medios de comunicación funcionales al gobierno, entre otras acciones.

Al calor de las protestas, el fin de semana pasado, el movimiento indígena decidió realizar una Marcha hacia Quito, convocatoria que también tuvo eco en pueblos indígenas costeños y organizaciones campesinas, quienes se dirigieron hacia Guayaquil, situación nunca antes vista.

La movilización masiva de las organizaciones sociales del campo y la ciudad, está siendo seriamente afectadas por la presencia de grupos infiltrados delincuenciales, en muchos casos organizados, que realizan actos robos a centros comerciales y desmanes, proporciona a los medios masivos argumentos para deslegitimar el paro, colocándolo como violento y vandálico.

La respuesta del gobierno a esta gran movilización, ha sido desastrosa, centrada en el uso de la fuerza, para tal efecto Lenin Moreno declaró el estado de excepción, dando condiciones para que la policía y los militares hagan uso desmedido de la violencia.

En estos días hemos visto niveles altísimos de violencia hacia la población desarmada, hay cientos de heridos con perdigones y por el uso de gas lacrimógeno; 4 personas fallecidas, sin embargo, se habla de un número más alto. Reportes oficiales, sumarían más de 500 personas detenidas durante esta jornada, sumándose a estas detenciones múltiples denuncias de abuso policial.

Se ha limitado la libertad de la prensa, incluso con abusos de la represión hacia reporteros de medios aliados al gobierno, pero principalmente contra medios alternativos, interfiriendo las señales y allanando una de las radios más populares de Quito.

Se suma a este panorama, la emisión del Decreto 888, que declara Toque de queda en el país de 8p.m. a 5a.m. en las zonas aledañas a las instituciones públicas, que busca restringir la movilidad en los centros de mayor conflictividad.

Las demandas

En la convocatoria de Paro Nacional confluyen diversa demandas, pero principalmente la unidad del pueblo está en su profunda inconformidad con las medidas de corte neoliberal y la presencia del FMI, que precariza las condiciones de vida.

Por eso apoyamos a las demandas de los movimientos sociales y exigimos:

  • Derogatoria del Decreto 883, que elimina los subsidios de la gasolina y diesel.

  • Rechazo a la injerencia descarada del FMI que quieren imponer sus recetas neoliberales.

  • Parar la brutal represión, que coloca en riesgo la vida de miles y miles de personas, quienes, haciendo uso del legítimo Derecho constitucional a la Resistencia expresan su descontento con las medidas tomadas.

  • Eliminar los proyectos extractivistas en los territorios de pueblos y nacionalidades, asegurando el cuidado de la naturaleza, sus recursos y sus poblaciones.

  • Parar la afectación a los derechos de los y las trabajadoras, que flexibiliza las condiciones laborales, atenta a derechos laborales como vacaciones, y el despido masivo tanto de funcionarios como de trabajadores de empresas privadas.

La lucha de clases a llegado a niveles muy altos en las últimas horas, y el movimiento indígena ha demostrado una gran capacidad de movilización, pero el gobierno fuertemente apertrechado en Guayaquil insiste en la imposición del paquete neoliberal y propone un diálogo pero impone la fuerza. Del otro lado nos queda la unidad del campo popular y la solidaridad internacional que nos permita continuar la lucha contra el neoliberalismo que está presente hoy en América Latina.

NUESTRA LUCHA ES ANTICAPITALISTA Y ANTINEOLIBERAL

ABAJO PAQUETAZO !!!

FUERA FMI !!!

#AméricaLatina #Solidaridad