Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

LA GRAN ESTAFA DEL SIGLO

 

Hoy como ayer, ante los terremotos del 7 y 19 de septiembre del año en curso y el del 19 del 85, así como ante diferentes desastres naturales, la población de México ha demostrado su inmensa y desinteresada solidaridad para con los afectados, su inmediata auto organización, rapidez y efectividad de acción comunitaria.

 

Hoy como ayer los gobiernos y "clase política" han demostrado su ineficiencia, lentitud y desorganización para atender los efectos de estos desastres naturales y la proclividad a corromper los procesos de atención y solución de los mismos.

 

En efecto, ante el rebase de la sociedad en la atención de esta problemática, el régimen peñista ha optado por fingir, suplantar,militarizar, y politizar la ayuda a los damnificados al grado de quererse montar en la acción solidaria de la población a través del DIF, FONDEN, y la Cruz Roja, etiquetando la donación anónima con los logos de estas instituciones e incluso realizando proselitismo político amañado, mafioso, alevoso y ventajoso, donde la máxima expresión, pero no la única, lo representa el mísero, inhumano, y despreciable Graco Ramírez, en el estado de Morelos.

 

Ahora, el régimen peñista, la clase empresarial y la autodenominada "clase política" pretenden apoderarse y apropiarse de los recursos provenientes de la solidaridad internacional, del pueblo de México y de los dineros públicos destinados a la reconstrucción material y apoyo a los damnificados de los terremotos.

 

Para ello, hoy los empresarios han creado el fideicomiso denominado *"Fuerza México"*, con el aval de la Secretaría de Hacienda y operado a través de Nacional Financiera, pretenden remitir y concentrar todo ese apoyo a este fideicomiso para desde ahí determinar el cómo, dónde, cuándo y a quién dirigir las acciones de reconstrucción.

 

Así, los empresarios ligados al régimen y de facto se convierten en propietarios de esos fondos, receptores de los mismos y al final son recompensados por el mismo régimen con la deducción-devolución de impuestos, producto de la solidaridad colectiva de la gente, para ello están solicitando este año y por única vez que el SAT, dependiente de la Secretaría de Hacienda, la deducción del 100% de estos. 

 

Todo un negocio redondo para esta caterva de ladrones y la gran estafa perpetrada y legalizada por los no menos corruptos y mafiosos representantes de este régimen peñista y neoliberal en contra del pueblo de México.

 

El modus operandi de este "maravilloso" fideicomiso cuyo consejo técnico está integrado entre otros por Alejandro Ramírez( Pdte. del consejo mexicano de negocios), Marcos Martínez ( Pdte. de la asociación de bancos de México), Frederic García (Pdte. del consejo de empresas globales) y Federico Reyes Heroles (Pdte. de transparencia mexicana), funcionaría más o menos así: El gobierno con este dinero acumulado, lícita y contrata empresas "amigas" como Higa, Carso, OHL y otras como la que construyó el paso exprés, de triste memoria, Gruma, Bimbo, etc., (con los consiguientes moches, sobreprecios e incrementos y alza de costos y presupuestos).

 

El régimen a través de los partidos  políticos (PRI, PAN, PRD, PANAL, PVEM   Mov. Ciudadano), al renunciar a una mínima parte de los recursos públicos, que son *nuestros* dineros, los depositan en dicho fideicomiso, y de paso se quitan el repudio y descrédito que la población les tenemos y al final, pero no menos tramposo, el régimen peñista pretende legitimarse y perpetuar el modelo neoliberal comprando con el uso faccioso de las despensas, materiales de construcción y los recursos públicos, las conciencias de los más pobres entre los pobres en el proceso electoral del próximo año, (3500 puestos de elección popular), cancelando la posibilidad de un cambio político alternativo y de transición a una economía menos desigual que hoy se percibe más viable.

 

Es decir todo un negocio redondo para esta caterva de truhanes

.

Ante éste despojo, los únicos ingenuos, seremos la población que de buena voluntad hemos estado y estaremos aportando apoyo, sin saber que alimentamos a la "hidra capitalista"; el dinero público, es decir, el de nosotros, se hace privado y el de la solidaridad económica internacional también.

 

Estamos hablando en concreto de miles de millones de pesos, que se incrementarán si además se contratan préstamos en el exterior para la reconstrucción, que ingresados al fideicomiso harán que paguemos  triple o cuádruple la reconstrucción, en tanto se hinchan de dinero los cada vez más ricos a costa de la pobreza mayor del conjunto del pueblo.

 

Pero, ¿qué hacer ante desastroso panorama? maestros y población consciente debemos hacer todo lo posible para no engordarles el caldo a estos pillos.

 

 ¿Cómo? *NO* donando en efectivo ni en especie a ninguna de las instituciones de asistencia privada (i.a.p) o pública. *NO*aportando el peso por peso que empresas privadas propagandizan en radio, televisión y redes sociales. *NO* oyendo ni creyendo el discurso oficial o el de las Iglesias.

 

*SI* donando en efectivo o en especie de mano a mano entre los damnificados, es decir,de clase a clase. Evitar en la medida de lo posible los créditos financieros. *Continuar*con la organización calle x calle, colonia x colonia, barrio x barrio, pueblo x pueblo. Seguir ejerciendo la presión para reducir a su mínima expresión los presupuestos destinados al sistema electoral y la partidocracia (INE, TRIFE, y partidos políticos) por lo que resta de este año y el siguiente. Exigir la reformulación del presupuesto de egresos, eliminando los estratosféricos sueldos de los altos funcionarios de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como en los tres niveles de gobierno (Federal, Estatal y Municipal); y al final pero no menos importante, en el marco del proceso electoral, impulsar el cambio de régimen socioeconómico neoliberal, exigiendo el *que se vayan todos* para hacer factible el cambio de modelo económico más favorable a las y los trabajadores y pueblo en general, con un gobierno de transición que nos lleve a alcanzar una sociedad más igualitaria.

 

*"POR LA UNIDAD DE CLASE TRABAJADORA"*

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload