Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

ESTE 28 DE SEPTIEMBRE, SOMOS MAREA VERDE

September 28, 2018

 

28 años han pasado desde que en el V Encuentro Feminista latinoamericano y del Caribe se declaró una lucha abierta por la despenalización del aborto, sin embargo en México y el mundo la lucha en defensa de nuestras vidas y por la conquista de nuestros derechos es histórica.


Las mujeres de antes y las que continuamos en esta lucha tenemos claro que las leyes  las ganamos las calles y, que ante una realidad que se recrudece cada día, será fundamental mantener latente la organización entre nosotras. Este 28 de septiembre, Día por la despenalización del aborto en América latina y el Caribe,  somos marea verde en el mundo y salimos nuevamente en lucha por nuestro derecho decidir sobre nuestros cuerpos, el cual resulta fundamental para los procesos de autonomía y reconocimiento pleno de nuestra ciudadanía.


La lucha por la despenalización del aborto en nuestro país significa querer erradicar las muertes por abortos clandestinos, defender el Estado laico, promover una educación sexual científica y laica, exigir el respeto a la libre determinación sobre nuestros cuerpos, denunciar la criminalización contra quienes abortan o ayudan en el procedimiento y exigir la libertad de todas las mujeres presas por abortar.

 

Durante el periodo del año 2000 a 2017, el Centro Las Libres documentó que 3 mil 900 mujeres fueron criminalizadas por haber optado interrumpir un embarazo. México ocupa el primer lugar de los países integrantes de la OCDE en embarazo infantil y adolescente, generalmente producto de violencia sexual y, según datos de GIRE, en los últimos diez años se registraron 4 mil 246 denuncias por aborto, eso significa que, en promedio, una mujer es denunciada cada día por abortar. El problema del aborto resulta entonces en un tema de salud pública, justicia social e impunidad, en el que las mujeres racializadas y empobrecidas, por las numerosas crisis y el neoliberalismo con su economía de despojo, somos quienes morimos, somos encarceladas o sometidas a maternidades forzadas.

 

Las restricciones legales a las que las mujeres seguimos enfrentándonos para acceder a un aborto seguro son violatorias de nuestros derechos humanos: El derecho a una vida libre de violencia, a la salud sexual y salud reproductiva, al ejercicio pleno de ciudadanía,  a decidir el número de hijos y su espaciamiento, a la libertad y a la no discriminación, solo por mencionar algunos. 

 

Nuestra lucha es transgresora, porque atenta contra un sistema basado en el control de nuestros cuerpos: reproductores de vida y productores de ganancias; e impugna a una sociedad conservadora y una política de Estado en el que los intereses de las mujeres no han estado representados y se sirven de nosotras a través del trabajo cotidiano con el que se reproduce la base de una sociedad capitalista.


La potencialidad de la lucha de las mujeres hoy es un referente a nivel mundial que nos muestra un prisma de posibilidades, luchas y feminismos con los que ha sido posible construir redes, y que es evocador de un tejido internacionalista en el que se abre un contexto nuevo para pensar en las movilizaciones.

 

Como Partido Revolucionario de los Trabajadores nos sumamos a las acciones que desde distintos espacios, mujeres de diversos sectores impulsan por sus derechos y mantenemos viva la consigna de ¡Aborto legal a nivel nacional!. Reiteramos nuestro irrenunciable compromiso con la lucha por los derechos de las mujeres y nos sumamos a los esfuerzos organizativos y colectivos para que esta marea verde crezca y no paré ¡Hasta que sea ley!

 

¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto libre para no morir!

¡Alto a la criminalización de las mujeres por abortar!

¡Libertad inmediata a las mujeres presas por abortar!

¡Porque juntas somos más fuertes!

 

Septiembre 28, 2018

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload