Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

Zapata a cien años, la defensa de la tierra y justicia para Samir

April 9, 2019

 

 

 

La historia en medio del conflicto. Al cumplirse 100 años de la ejecución de Zapata a traición por Guajardo en Chinameca, resurgen las interpretaciones de la revolución. Hay una oficial que realiza homenajes sin contenido y otra desde abajo donde el pueblo sigue luchando por los ideales de tierra y libertad, justicia y ley. Una revolución que tuvo sus máximos logros al tomar la Ciudad de México las tropas zapatistas y villistas en 1914 y establecer la Comuna de Morelos con el autogobierno zapatista, que se vio interrumpida en 1919 con el asesinato del principal dirigente revolucionario. “Educar al obrero para la lucha y formar la conciencia del campesino”, dice Zapata en su carta saludando a la revolución rusa el 14 de febrero de 1918: “Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la libertad del campesino”. He ahí el principio definido como revolución permanente por León Trotsky. “La revolución zapatista no se extendió nacionalmente –señala Adolfo Gilly en La Revolución Interrumpida- pero se concentró en una revolución social en un estado, una revolución que cambió las bases económicas, políticas, jurídicas, militares y sobre todo sociales del poder en su territorio, y estableció allí una república social, una Comuna basada en el pueblo en armas, en los campesinos pobres y en los obreros agrícolas”.

 

Por eso es que actualmente la comunidad indígena de Santa Catarina, Tepoztlán, recuerda que a 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, la tierra no se vende, se ama y se defiende, en defensa de la zona de reserva ecológica de El Texcal. La comunidad indígena de Santa Catarina, ha mantenido una tradición de preservación de nuestro patrimonio cultural y recursos naturales, haciendo posible la protección de una extensa zona boscosa ubicada al norte de la entidad morelense, conteniendo el crecimiento anárquico del desarrollo urbano, a través de la defensa colectiva de la tierra comunal. Por Resolución presidencial del 14 de noviembre de 1929, las 23 mil hectáreas de dotación a Tepoztlán se rigen por el sistema de bienes comunales. Asímismo, existen Decretos emitidos por la Presidencia de la República que establece que dichos terrenos forman parte del corredor biológico de flora y fauna del Ajusco-Chichinautzin y de la Reserva Ecológica “El Texcal”. Estos terrenos son vitales para la captación de agua pluvial que alimenta las reservas acuíferas del Valle de Cuernavaca. En el año de 1992 se realizó la reforma al artículo 27 de la Constitución General y su ley reglamentaria en el sentido de cambiar el régimen de propiedad ejidal y comunal a propiedad privada, lo que significó un cambio profundo del sentido social de ese artículo producto de las más importantes demandas de la revolución mexicana de 1910.

 

También los pueblos zapatistas se oponen al Proyecto Integral Morelos (PIM), impulsado por el gobierno de México que contempla la operación del gasoducto, un acueducto y la puesta en marcha de una termoeléctrica en Morelos. Samir Flores Soberanes, fue uno de los dirigentes del movimiento opositor a la termoeléctrica de la Huexca, en el municipio de Yecapixtla, Morelos, quien fue asesinado a balazos el 20 de febrero de 2019. Por esa razón es que con motivo de su visita oficial a México, desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos, le solicitamos a la Alta Comisionada de la ONU, su intervención para lograr que haya colaboración de especialistas internacionales en materia de derechos humanos, para que se lleve a cabo una investigación a fondo y apegado a los más altos estándares en materia de derechos humanos sobre el asesinato de Samir Flores Soberanes. 

 

La principal razón es que hasta el momento la Fiscalía General de Justicia del Estado únicamente ha enunciado 6 líneas de investigación, sin que se haya presentado avance alguno y en tanto que a la familia no se le ha comunicado el estado que guarda la investigación como establece el derecho a ser tomada en cuenta como coadyuvante de la misma. Sin embargo, la principal línea de investigación difundida por el Fiscal y el Comisionado Estatal de Seguridad Pública ha sido para tratar de ligar el crimen con la delincuencia organizada, dejando en un segundo plano las líneas de investigación que tienen que ver con la lucha social y política que Samir Flores estaba llevando a cabo en contra de la termoeléctrica y la defensa de los derechos indígenas.

 

Por todas las implicaciones políticas y sociales de éste crimen de Samir Flores Soberanes, se requiere que haya garantías de esclarecer la verdad para que haya justicia y no prevalezca la impunidad y la simulación, por lo que de acuerdo a sus atribuciones como Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, le solicitamos que tenga a bien solicitar al Gobierno de México un informe sobre las investigaciones llevadas a cabo sobre el asesinato y posible ejecución extrajudicial de Samir Flores Soberanes, se sirva interceder y colaborar mediante sus buenos oficios con el fin de establecer la colaboración internacional de expertas y expertos en materia de derechos humanos con el fin de contribuir al esclarecimiento del crimen de Sami Flores Soberanes y arribar a la verdad y la justicia, para que no haya impunidad y se den garantías de no repetición, así como rendir un respectivo informe público y abierto a la sociedad mexicana y a la comunidad internacional sobre el resultado de su visita a nuestro país para lograr que se apliquen los protocolos y los más altos estándares en materia de derechos humanos en la protección de personas activistas y defensoras de derechos humanos.

 

La historia no siempre la escriben los vencedores. También se escribe desde abajo, por quienes dieron su vida por alcanzar la tierra y la libertad. Zapata y Samir viven, la lucha sigue, como se dice en la marcha de los pueblos.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload