Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

Defendemos la vida y luchamos contra el feminicidio impune

August 5, 2019

 

Doña Petra fue víctima de violencia feminicida. A pesar de que el Fiscal ordenó que se investigara por la fiscalía de feminicidios, no ha ocurrido así. Se mantiene en la impunidad al paso de los años. Así como éste caso hay cientos más a los que no se les aplican los protocolos de feminicidio. Es tan grave que ya las autoridades no lo pueden ocultar o negar, pero aun así lo minimizan. De acuerdo a datos oficiales, el primer semestre de 2019 se registró la cifra más alta de feminicidio en el país, desde el inicio de la estadística relativa a este problema, en 2015. El informe más reciente del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) indica que de enero a junio se registraron 470 víctimas de feminicidio. Las 470 víctimas significa que, en promedio, a diario se cometieron en el país –durante el lapso mencionado– 2.6 crímenes extremos contra mujeres. De ese total, 12 por ciento eran menores de edad. Por número de expedientes, en el primer semestre se abrieron 448 carpetas de investigación por feminicidio (el número es menor al de víctimas porque en una misma averiguación a veces se consigna más de un tipo de homicidio). En el primer semestre, pero del año 2015, el acumulado de feminicidios fue de 183 casos; un año después, 315 sucesos; para 2017 subió a 377 carpetas y para 2018, a 410. Los datos del SNSP muestran, además, un alto nivel de lesiones dolosas. Tan sólo en 2019 (enero-junio) se levantaron casi 35 mil denuncias por este tipo de agresiones en perjuicio de mujeres. Al mismo tiempo hay récord histórico en llamadas de emergencia por violencia familiar, al alcanzar en el primer semestre del año 68 mil 665 reportes telefónicos a los servicios de emergencia, tan sólo en esta clasificación. Insistimos en que estos datos oficiales distan mucho de la realidad que indica que diario mueren en forma violenta 9 mujeres en México.

 

Por ello, resulta inaceptable que las autoridades no cumplan con su trabajo de atender, prevenir, sancionar para erradicar el feminicidio. Así lo ha documentado la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos desde el año 2000 a la fecha. Acudió la CIDHM a la quinta sesión del GIM “Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario” (Grupo de Trabajo de expertos/as) cuya tarea esencial y especifica es dar seguimiento a la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres de Morelos y el de evaluar si el Gobierno del Estado y los respectivos Municipios realmente están cumpliendo a cabalidad y en forma debida las recomendaciones y las diversas medidas que mandata la referida alerta de violencia de género, donde también estuvieron presentes integrantes de la CONAVIM, del Instituto Nacional de la Mujeres, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH (que sólo envió a una persona auxiliar), la titular del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos IMM y su equipo de asistentes, el Secretario de Gobierno Pablo Ojeda, así como expertas académicas del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias- CRIM UNAM- Morelos. Es importante señalar la grave ausencia a dicha sesión de la Dra. Maria Candelaria Ochoa Ávalos quien actualmente es la Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. Y de quien esperábamos una explicación del por qué a sus recientes declaraciones en una entrevista para Servicio Especial de la Mujer México (SEMMÉXICO), donde señala que “está consciente de que las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) no pueden ser eternas ni durar más de tres años. Es más, debería haber un momento en que no existieran, en que no deberían existir las urgencias. Explicó que las Alertas, como dice la ley, son medidas de emergencia, no de eterna política pública”. En este sentido, entendemos que la AVG no establece el momento en que se levanta, aunque en lógica de Derechos Humanos, la única manera de aprobar el cese o levantamiento de una AVG debería ser el cumplimiento total de las Medidas Decretadas y la erradicación de la Violencia Feminicida.

 

La CIDHM señaló que en el desarrollo del respectivo orden del día, se pudieron percibir diversas inconsistencias e irregularidades en el sentido de que la CONAVIM presenta a dos nuevas expertas académicas para incorporarse y ser ya parte del GIM sin explicar ni clarificar cual fue el método y/o mecanismo que se implementó para designarlas, lo cual es cuestionable ya que tampoco mostró las debidas cartas renuncias (por escrito) de los anteriores y respectivos expertos/as del grupo de trabajo pasado. Así mismo cuestionable la actitud mostrada al omitir el punto cinco del orden del día que correspondía a la CIDHM, organización peticionaria de la alerta, dar sus observaciones correspondientes para lo cual elaboramos un informe que no fue presentado, pasando al punto de asuntos generales sin mayor explicación. En dicho contexto la titular del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos, develó que el correspondiente Banco de Datos diseñado en años anteriores y específicamente para la alerta todavía no funciona adecuadamente, lo cual es preocupante: además de que dicha funcionaria tan solo presentó en ese momento un limitado borrador de informe de lo muy poco que los ocho municipios y las diversas instancias de gobierno del Estado han realizado en el tema de la alerta de violencia genero al grado de que el propio Secretario de Gobierno reconoció el gran rezago y omisión institucional en el cumplimiento de la misma. Insistimos en recordar que la Alerta de Violencia de Género es el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad (Artículo 22 de la LGAMVLV), también se refiere que la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres tendrá como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mismas, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos (Artículo 23 de la LGAMVLV) 

 

Para la CIDHM, como organización peticionaria de la AVG, esta reunión refleja una actitud de falta de interés en el tema central de la alerta de violencia de género y la aplicación de acciones tendientes a disminuir la violencia feminicida en la entidad, que lejos de disminuir los feminicidios siguen a la alza y ocurriendo día con día en toda la entidad morelense, por lo que en ese sentido mantenemos una serie de observaciones y postura crítica al respecto. Es urgente realizar una revisión y evaluación crítica de la AVGM existente en el estado, para garantizar su pleno cumplimiento de acuerdo a indicadores medibles y confiables, con el objetivo fundamental de atender, investigar, sancionar y erradicar el feminicidio. Seguiremos luchando en defensa de la vida y hasta erradicar la violencia feminicida.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload