Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional

LA OPT EN EL FORO DE SOLIDARIDAD CON EL SME CON MOTIVO DE DIEZ AÑOS DE RESISTENCIA

October 15, 2019

 

 

Celebramos este 11 de octubre, 10 años de lucha del SME, en que se logró derrotar el intento del gobierno neoliberal de Felipe Calderón, de acabar con el sindicato.

 

Lo celebramos porque no pudieron derrotar al SME.

 

¡Aquí se ve la fuerza del SME!

 

Pero hoy es también un momento de definición política y de clase ante la lucha del SME y los nuevos retos y ataques que enfrenta.

 

Un primer momento de definición fue al inicio mismo de la lucha. Frente a la liquidación, la perspectiva que ofreció la dirección del SME, fue la resistencia y la lucha organizada.

 

Es una definición central que fue rechazada por los que no tienen confianza en la lucha, en la movilización y que renunciaron no solo a sus derechos laborales y sindicales, sino a su compromiso de clase con los trabajadores, con sus compañeros.

 

Pero la lucha del SME en estos diez años de resistencia no solo ha avanzado en la reinserción laboral para los electricistas, con la creación de la Cooperativa y con la contratación con la empresa Fénix, en medio de una muy desfavorable relación de fuerzas, por la aprobación de la reforma energética durante el gobierno de EPN.

 

Además de eso, la resistencia del SME ha sido decisiva para la creación de nuevos espacios de lucha y organización sindical y popular. Ejemplo de ello ha sido la NCT, la ANUEE, la Federación de Jubilados y también, debo destacarlo hoy, la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores, la OPT.

 

En octubre de 2010, en el “Aztecaso”, el camarada Martín Esparza convocó a la creación de una organización política, lo que vendría a ser luego la OPT. Ahí Martín explicó que la experiencia de lucha del SME mostraba que no se trataba solamente de una lucha sindical, laboral, gremial, legal, sino que finalmente se trataba de una lucha política. Porque el ataque contra el SME y la liquidación de la Compañía de Luz venían del poder político, era una decisión de la oligarquía neoliberal en el poder. Por tanto nuestra lucha era contra esa oligarquía, por sacar del poder a la oligarquía neoliberal. Y para ello no era suficiente la organización sindical, sino era necesario un instrumento político, una organización política.

Nuestra organización, la OPT, es por eso parte de la lucha del SME y por eso entendemos un ataque contra el SME, como un ataque también contra la OPT. En la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores, entonces, nos agrupamos militantes, tanto de los electricistas del SME, como de otros sindicatos, pero también de la ANUEE y militantes de corrientes políticas de la izquierda socialista, como es mi caso como militante del PRT.

 

En este apoyo decisivo de la resistencia del SME a la OPT debo reconocer aquí la contribución de camaradas que lamentablemente ya no están aquí pues fallecieron en estos años. Uno de ellos es Nacho Dótor de Metepec, EdoMex, pero especialmente quiero referirme al camarada José Manuel Pérez Vázquez, “Don Gato”, decisivo en el funcionamiento de la Dirección Política Nacional de la OPT y al cual extrañamos mucho ahora que estamos reorganizando y reimpulsando a la OPT. Un proceso que decimos de pase de lista de todos aquellos camaradas de la OPT dispersos actualmente, pero en el seno del movimiento sindical, de los usuarios de energía eléctrica o de los jubilados y la Nueva Central pero que les decimos es hora de reagruparnos y organizarnos políticamente.

 

Pero ahora hay, decíamos al principio, un nuevo momento de definición política. Un importante momento de definición donde, como lo hacemos en este acto de solidaridad, estamos haciendo pase de lista de todas las organizaciones que apoyamos y hemos recibido el apoyo del SME. No solamente como un acto de agradecimiento solidario, sino de definición política y de clase ante los nuevos ataques que sufre el SME. El pase de lista quiere decir tomar partido en la presente fase de la lucha de clases, entre quienes estamos con el SME en una línea de independencia política y de clase del movimiento obrero con respecto al gobierno y cualquier partido burgués, por un lado y por el otro quienes cobijándose con supuestos argumentos de izquierda (incluso de los que absurdamente acusan de neoliberal a la dirección sindical) favorecen el ataque que busca destruir a los sindicatos y organizaciones colectivas y de clase con el argumento de que las organizaciones “intermedias” son por definición corruptas y que le hacen el juego al gobierno para pretender un nuevo corporativismo que sustituya al viejo corporativismo priísta, por uno “progresista”. Es una definición de un momento histórico, como en los años 30s, con la creación de la CTM y el acto fundacional de lo que sería el corporativismo priísta. Y no se trata de un mero debate ideológico y político sobre la independencia y autonomía de las organizaciones sindicales. La pelea política ha llegado ya a extremos inaceptables en la práctica y que ponen deslindes históricos. Uno de esos extremos es la pretensión de dividir nuestras organizaciones, no solamente la organización sindical como el SME. Es lo que ocurrió ya con los que queriendo agradar al nuevo gobierno por su confianza en las promesas y declaraciones contra el neoliberalismo que no están cumpliendo, y que se han prestado, por ejemplo, para dividir a la ANUEE. Los que dividieron a la ANUEE se prestan al ataque contra el SME y todo el polo alternativo anticapitalista nucleado alrededor del sindicato. Su discurso divisionista supuestamente es en lucha contra el neoliberalismo y por ello se arrastran ante el gobierno. Pero no quieren ver que no se acaba con el neoliberalismo con declaraciones. AMLO dice que con él se acaba el neoliberalismo, pero las políticas centrales de su gobierno siguen siendo neoliberales. Son neoliberales los megaproyectos ecocidas como el Tren Maya, el Plan Transítsmico, el Plan Integral Morelos. Es neoliberal el contenido de la reforma educativa. La creación de la Guardia Nacional es continuación de la militarización de la sociedad y del tema de seguridad pública. Es neoliberal la política migratoria que ahora se ha disciplinado a los designios de Trump. Y el punto central que nos afecta: la reforma energética. No han derogado la reforma energética y la amplían como es la entrada de la iniciativa privada a la petroquímica. Así que es demagógico el argumento de los que confiando en el gobierno rompen organizaciones como la ANUEE, supuestamente para luchar contra el neoliberalismo. El SME ha dicho claramente que estamos por la renacionalización de la industria eléctrica y si el gobierno realiza la renacionalización la apoyamos, pero exigimos entonces que opere el criterio del patrón sustituto para el SME con respecto a la CFE. Pero si no realizan la renacionalización y no hay señales que lo vayan a hacer, entonces el gobierno debe respetar los acuerdos alcanzados para la reinserción laboral en el marco de la reforma energética impuesta desde el gobierno de Peña Nieto.

 

Pero el extremo ya no es simplemente la demagogia supuestamente antineoliberal de los divisionistas. El extremo que es ya el de la violencia física es lo que ha ocurrido la semana pasada aquí afuera, cuando estos grupos supuestamente disidentes vinieron a atacar nuestro foro y las instalaciones del sindicato. Grupos de porros que están reclamando la intervención del gobierno para desconocer a la dirección sindical electa por la base del sindicato y que recurren a la violencia pueden decir lo que quieran, pero sus hechos demuestran de qué lado están en la nueva polarización de clases que se vive hoy. Algunos de esos dicen ser de izquierda y “en lucha”, pero su práctica demuestra de qué lado están. Para nosotros no hay duda y la opinión pública debe tener claro (pese a las maniobras de algunos medios) que la verdadera posición de izquierda y los intereses de la clase trabajadora están del lado del SME. Y esto es lo que hoy significa este nuevo foro de solidaridad con el SME al cumplirse 10 años de esta lucha: de este lado nos colocamos y pasamos lista con los intereses de la clase trabajadora y de la izquierda que necesariamente es independiente del gobierno y los partidos del sistema.

 

¡Viva el SME! ¡Vivan los 10 años de la resistencia del SME! ¡Venceremos!

 

(*) Discurso editado de Edgard Sánchez, a nombre de la OPT, en el foro de solidaridad con el SME con motivo de los 10 años de resistencia realizado en el auditorio sindical el 11 de octubre de 2019

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload