Contra la intervención imperialista en Cuba

Contra la intervención imperialista en Cuba. ¡Abajo el Bloqueo! ¡Por la profundización de la democracia socialista en Cuba!


El 2021 ha sido un año especialmente duro para el pueblo de Cuba. Los impactos del agravamiento de las sanciones económicas de la administración Trump (que Biden mantiene) en especial en cuanto a la recepción de reservas, junto con la drástica pérdida de ingresos provenientes del turismo, producto de la pandemia y los confinamientos mundiales, le plantean dificultades a la economía cubana ya de por sí golpeada por el criminal e ilegal bloqueo comercial impuesto por los Estados Unidos. Dicha condición sumada a los impactos de corto plazo del plan de ordenamiento económico, que entró en vigor el 1 de enero de este año, ha generado inflación, desabasto y, finalmente dificultades económicas para miles de cubanas y cubanos para la obtención de bienes básicos. El descontento social es esperable y el deseo de solución de las dificultades diarias es un reclamo legítimo.


Sin embargo, por sobre estas dificultades, las principales fuerzas políticas responsables de la difícil situación económica y sanitaria (el imperialismo norteamericano y la derecha internacional que mantienen el bloqueo a pesar de la condena mundial), hoy lanzan una campaña de acoso político y mediático hacia el pueblo cubano. Hipócritamente, quienes mantienen el bloqueo en pie llaman desde a instalar “corredores humanitarios” hasta abierta y cínicamente al bombardeo e intervención militar en la Isla.


El PRT reafirma su convicción antiimperialista y anticolonial. Rechaza cualquier intento de intervención abierta o encubierta en Cuba. Condenamos, sin lugar a dudas, la hipocresía mediática del imperialismo y sus sirvientes. Reafirmamos que la defensa antiimperialista de Cuba, su independencia y soberanía es una cuestión de principio, ético, político y socialista. Entendemos al bloqueo como una ofensiva no sólo al pueblo y soberanía cubana sino de todos los pueblos del mundo.


Para nosotras, como internacionalistas y socialistas, la lucha contra el imperialismo y la derecha internacional pasa por derrotar políticamente la campaña mundial contra el pueblo de Cuba. Para lograrlo es central tanto la profundización de la democracia socialista como la garantía y ampliación de todos los derechos políticos y el protagonismo de los pueblos en la definición de su futuro. Así como avanzar en cambios políticos en nuestros países que permitan sacar del aislamiento político y económico que por décadas ha sufrido Cuba. Cambios que no dependen nada más de la voluntad de los gobiernos, sino sobre todo de la fuerza de un fuerte movimiento de solidaridad con Cuba con base popular.


Es cierto que la inconformidad social por la crisis actual busca ser aprovechada por los agentes imperialistas, como se evidenció en la campaña mediática, buena parte originada desde Miami de días recientes, pero esta inconfomidad y reclamo tiene también un componente legítimo, que debe ser atendido con diálogo y respeto a los derechos humanos de libertad de expresión y manifestación, profundizando la democracia socialista, precisamente para impedir que la derecha y el imperialismo la canalicen a su favor. Exigimos el cese al bloqueo y al ataque imperial contra Cuba. Solo el pueblo cubano, en pleno ejercicio de su soberanía popular y democrática es quien puede definir su presente y futuro, no la burguesía de Miami, no la derecha internacional, no es Washington. Más de una vez, el pueblo cubano ha demostrado creatividad, coraje y determinación para encontrar caminos para definir su propia historia. No nos cabe duda de que, sin la presión imperial, éste sería el resultado para sortear las dificultades actuales para que, tanto Cuba como toda Latinoamérica podamos conquistar un futuro soberano, solidario, justo, digno y sin imperialismo.

Partido Revolucionario de las y los Trabajadores.

México 17 de julio de 2021