Marea Verde Nuevo León

Gabbie Oh


Nuevo León, como todo el norte, tiene ciertas peculiaridades marcadas por el desierto, su calor horrible, su frío igual de feo y la convivencia aprendida de la guerra contra el narcotráfico con la normalización de la violencia y su aceptación cultural. No hay gran convocatoria social, a pesar de que cada año se realizan marchas y manifestaciones, éstas parecen más bien la rebaba de un despertar político vuelto costumbre. Todo en las calles de Monterrey y su área metropolitana es asfalto, tráfico y contaminación. Fuera de ahí todo es polvo y quién sabe qué más, pues a nadie le importa lo que no sucede en la metrópoli, ni dentro de ella, si eres pobre o si tiene que ver con los derechos de la mujer. A jalar que se ocupa[1].


En años anteriores cualquier marcha se hacía con las mismas personas, daban el mismo recorrido, las mismas fechas, manifestándose, pero sin demorarse mucho porque “mañana hay que madrugar". El trabajo de empleado en las grandes empresas no perdona a nadie más que al dueño. El panorama de la protesta es difícil, la convocatoria se hace, el activismo existe y resiste, pero eran contados los que llegaban y hasta hace poco también eran contadas las que llegábamos.


Inicio


Buscando un punto de partida, la lucha por la legalización del aborto se entrelaza con el inicio del movimiento feminista junto con la guerra contra el narco en el año 2011. Con el tiempo se han sumado esfuerzos traducidos en logros colectivos, haciendo coincidir los eventos con fechas significativas y en momentos en los que el gobierno del estado ha tratado de modificar el marco legal, antagonizando principalmente con el feminismo. Un claro salto en la dinámica política de la zona fue cuando el 6 de marzo de 2019 se aprobó una reforma a la constitución que había estado “congelada” durante 5 años para “proteger la vida desde la concepción” (saltándose a las comisiones de género y de derechos humanos, entre otras violaciones al reglamento interno). siendo que en Nuevo León el aborto aún es legal bajo tres causales (violación, riesgo de salud y riesgo de muerte de la madre), causando reacciones en ambos momentos.


Avances


Entre 2014 y 2019 podemos decir que más que un movimiento de Marea Verde como tal, lo que ha habido es meramente una respuesta a la reforma del Art. 1 de la Constitución de Nuevo León. Ha habido evolución, sí, pero muy recientemente. Tal es el caso del mismo 8 de marzo de 2019, cuando, ante el retroceso de los derechos reproductivos, se llevó a cabo una marcha sin precedentes, a la que asistieron miles de personas, en su mayoría mujeres, con pancartas, banderas, pañuelos verdes y morados, con consignas que, por si fuera poco, recibían apoyo con gritos, aplausos y claxons de otras mujeres que transitaban por la ruta.


En septiembre de 2019, Stefanía Bárcenas, directora de Arkali Espacio Cultural condensó la crítica colectiva a la situación legal actual del estado: supuestamente supeditado a tratados internacionales que protegen los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, estos derechos se están violentando, así lo evidencian las cifras de mujeres encarceladas por abortar; los altos índices de embarazo de niñas víctimas de abuso; la falta de acceso a la educación sexual y a anticonceptivos. Recapituló además las exigencias de los movimientos por el derecho a decidir, que abarcan la despenalización, legalidad y acceso al aborto, educación sexual, prevención de la violencia, acceso a anticonceptivos y en general el cumplimiento de los compromisos con el derecho a decidir de manera objetiva, laica y efectiva. Insta por último a la participación ciudadana[2].


Personajes como Stefanía Bárcenas, junto a la líder de opinión y feminista Ana González y el trabajo de colectivas y feministas han estado gestando proyectos más ambiciosos a favor del derecho a decidir de las mujeres, como lo es el colectivo Hablemos de Aborto, quienes ofrecen talleres, pláticas, presentaciones de libros, mesas de discusión, conversatorios y encuentros, proporcionando capacitaciones a mujeres sobre acompañamiento y de mejores prácticas a personal de salud. En marzo de 2019 iniciaron la primera generación de la Escuela Comunitaria Hablemos de Aborto, con el objetivo de formar integralmente a mujeres en el tema, a través de herramientas e información científica que les ayuden a ejercer el libre derecho sobre sus cuerpos y a su vez, replicar el conocimiento dentro de sus redes y espacios, quitando el estigma hacia el aborto.


Progresión


En las siguientes manifestaciones ya habían subido los ánimos. En la marcha del glitter,realizada en apoyo a las compañeras de la CDMX, en medio de las numerosas asistentes un policía desenfundó su arma, un hecho que, a pesar de la tensión del momento, estaba totalmente fuera de lugar. Había ese día la sensación de que la policía no nos cuidaba, sino que debíamos cuidarnos de ellos. Como si ese no fuera ya el pan de cada día. Para la conmemoración del Día por la Despenalización del Aborto el 28 de septiembre, mientras el furor crecía en las calles y en las redes, las respuestas a las demandas de los movimientos no se hacían llegar y al amanecer se encontraron varios puentes peatonales en puntos principales de Monterrey con mantas verdes exigiendo el aborto legal, así como pegas (Paste up) en ciertos murales.


Ese día la represión se hizo más clara durante la marcha cuando los policías se desplegaron una y otra vez alrededor del contingente, al mismo tiempo que las pegas, los grafitis y las consignas eran cada vez más intensas y más osadas. Entre provocaciones y confusiones hubo detenciones claramente arbitrarias que sólo gracias a la presión de las asistentes se llevaron a buen término, pero produciendo un desgaste físico y emocional tal que el trabajo después de esta fecha se centró en la contención de las asistentes que estuvieron durante todo el proceso de la liberación de las compañeras arrestadas, además de variar de las manifestaciones a concentraciones en las siguientes conmemoraciones en las que se asistió portando el pañuelo verde y carteles alusivos a la lucha por la legalización del aborto.


Actualidad


Hoy en día la marea verde en Nuevo León se encuentra en el reflujo, en la expectativa de los planes para este 2020, en preparación de lo agendado y lo inesperado, como ola esperando volver al puerto de un estado desértico en la geografía, el clima y la conciencia. Pero quienes hemos pasado tanto tiempo nadando a mar abierto sabemos que cuando menor cantidad de agua se ve en la costa es porque más fuerza está tomando la marea. Más grandes y más fuertes seremos cuando en la orilla rompamos las olas.


https://www.animalpolitico.com/2019/03/congreso-nuevo-leon-derecho-vida-concepcion/


https://malvestida.com/2019/11/feminismo-en-el-norte-de-mexico-colectivas/

https://luchadoras.mx/la-fuerza-verde-que-no-se-rinde-en-nuevo-leon/


[1] Slogan de la campaña publicitaria del actual gobernador de N. L. Jaime Rodríguez “El Bronco”. [2] Bárcenas, S. Marea Verde en Nuevo León. (25 de septiembre de 2019). IEM

Nuestras temáticas

Síguenos en Redes
  • Facebook Basic Black
Enlaces de interés
Debates
Formación
Partido Revolucionario de los Trabajadores
Sección mexicana de la IV Internacional